14 de octubre de 2010

Firmitatem et peccator

No es fácil encontrar distancia
entre pecado y pecador.

Subyugados por el pasado,
creemos yacer en la virtud,
sumergidos en juicios y sentencias,
olvidando lo humano.

La vida es un mar de certezas,
que pocas veces llegamos a ver.

vul (bcn, 14/10/2010) Creative Commons License