13 de marzo de 2010

Concăvus

Recuerdos inevitables,
de inicio a fin,
en catódicos murmullos
de un ayer tardío.

Sus miradas languidecen,
el espíritu se diluye
mientras el tiempo se suspende
y el pensamiento se interrumpe.

Hoy no hay alegría impostada
ni presagios afables.

La Espera siempre tienta
y se inspira de lo feliz.

vul (bcn, 13/03/2010)
Creative Commons License