1 de febrero de 2009

Y te diré te amo

Nuestras cadenciosas e inexistentes coincidencias,
han de tocarte los desnudos tobillos por la mañana.
Tan solo para recordarte lo que perdimos,
por no saber uno el lenguaje del otro.

Hemos olvidado qué deseamos de nosotros,
por un lado, amistad mas amor y
por el otro, amistad nada más.
Lo asimétrico de esta realidad
se ira convirtiendo en el ancla de mi nave.
Y te veré partir al infinito.
Y te diré adiós
Y te diré te amo.

vul
Creative Commons License