1 de febrero de 2009

Al otro lado

A veces creemos que el amor que tenemos al otro lado es de nuestra propiedad, pues no es así, solo es una concesión romántica, un premio especial. Especial en el sentido de que es para nosotros pero no podemos disponer de este, porque está al otro lado.

Para qué engañarnos al pensar que con un papel, una firma, o una promesa podemos hacernos de tal "premio especial" para siempre.

Yo creo que se trata de ahora,
lo que paso, son recuerdos ya;
lo que viene, eso no se que será.

El amor infinito se acaba cuando creemos que es nuestro, que es para siempre y sobre todo cuando olvidamos que está al otro lado.

-------
(Lima, Perú: 30/06/2005)

vul
Creative Commons License